Recupérate tras la Navidad con los menús más ligeros

Si estás pensando qué comer para recuperarte de los excesos navideños, podemos ayudarte. En nuestra sección de tuppers encontrarás platos muy sabrosos y con muy poco valor calórico. Pero no solo esto es importante, también lo es que se trata de recetas equilibradas, con las mejores combinaciones de alimentos.

Cuando abras uno de nuestros tuppers, te serntirás tranquilo sabiendo que lo que vas a comer es de la mejor calidad, que está elaborado por profesionales y que cumple exactamente con las características de su etiqueta.

Actualmente, contamos con una oferta que te animará todavía más a ponerte en forma: 4 comidas, 4 cenas y una caja de frutas de regalo, todo por solo 40 euros. Cada ración te sale a tan solo 5 euros y además te llevas el postre, sano y natural, sin coste adicional.

Te ayudamos a elegir los mejores platos con cinco recomendaciones que pueden ayudarte a completar tu menú para toda la semana, o para esos días en los que no tienes tiempo para cocinar y necesitas de una ayuda saludable.

1. Ramen de verduras

Con solo 121 calorías por cada cien gramos, es uno de nuestros platos más ligeros. Inspirado en la comida oriental, se trata de fideos de arroz, verdura y un delicioso caldo que no solo te ayudará a realizar un menú ligero, también tiempla el cuerpo y es perfecto para días de frío.

Es ideal para una comida ligera o para una cena reconfortante tras un día de trabajo. Te encantará por su sabor y consistencia, este plato es tan satisfactorio que no vas a necesitar nada más.

2. Garbanzos con espinacas

En este caso estamos ante un plato de poco más de 128 calorías por cada cien gramos, pero que es sabroso y muy saciante. Una mezcla muy equilibrada entre las proteínas vegetales de las legumbres y las vitaminas de las espinacas. Además, la verdura contribuye a una mejor digestión y a tener una mayor sensación de saciedad.

Un plato que es perfecto para comer en la oficina, disfrutando del mejor sabor de la comida casera sin tener que cocinar el tupper. Serás la envidia de todos los compañeros, ya que, estarás consumiendo muy pocas calorias con un plato realmente delicioso que te saciará prácticamente durante toda la tarde.

3. Lubina con quinoa de verduras y leche de coco

El pescado es otra pieza esencial en la dieta, por eso proponemos esta receta de uno de nuestros tuppers con más éxito. El delicioso sabor de un pescado muy típico en nuestras mesas combinado con la saludable quinoa y con la originalidad de la leche de coco.

Un plato que te encantará disfrutar bocado a bocado para descubrir todos sus matices. Y como solo tiene 168 calorías por cada cien gramos, estarás comiendo muy sano y ligero, además es perfectamente compatible con cualquier dieta post Navidad.

4. Crema de boniato y jengibre

Una receta superligera, con tan solo 80 calorías por cada cien gramos. Es una crema que está repleta de contrastes. Por un lado, la dulzura del boniato, tan rico y tan nuestro, contrastando con el jengibre y el ligero gusto a lima que hace que el plato tenga un toque muy fresco.

Las cremas son una opción perfecta para la cenas por resultar altamente digestivas. Así, aunque llegues tarde a casa estarás consumiendo un plato que no va a resultar pesado para la digestión y que gracias a su sabor dulce, será una delicia para cualquier paladar.

5. Salmón a la sal con vinagreta de aguacate y tomate seco

Solo 180 calorías por cada cien gramos para esta receta digna de un cheff. El salmón es uno de los pescados más sabrosos y con esta vinagreta tan original, que incluye el aguacate como protagonista y el acompañamiento del tomate seco, te va a descubrir un mundo de sabores. Cuenta además con el añadido del brócoli, que es perfecto para combinar con el pescado.

Un plato con contundencia que te ayudará a que la dieta parezca mucho menos dieta, ya que, tiene sabor y cuerpo. Ideal para cualquier día, pero sobre todo, para aquellos en los que quieres una comida sabrosa que te llene realmente.

Y si prefieres cocinar tú…

Si eres de esas personas que prefieren elaborar sus propios platos… ¡También podemos ayudarte!

Te invitamos a que visites la sección de recetas, elijas aquellas que te resultan más atractivas y las encargues. Recibirás todos los ingredientes que precisas para la elaboración de los platos y una guía paso a paso para cocinarlos.

Así, podrás controlar perfectamente todo el proceso de elaboración de la receta y, a la vez que te cuidas, disfrutar de un afición a la cocina. ¡Siempre te va a salir bien!

3 beneficios que te aporta la dieta mediterránea

La dieta mediterránea ha sido la imperante en España hasta hace pocos años en los que se han introducido nuevos alimentos, nuevas maneras de cocinar y también una gran cantidad de platos precocinados altamente procesados. Hemos cambiado la cocina tradicional por otra que es más rápida y más adictiva porque contiene más grasas, pero que es menos saludable.

A veces, para avanzar hay que dar un paso atrás y volver a la dieta de nuestros abuelos puede ser una buena manera de comenzar a cuidarnos conseguir mantener una buena salud y una cabeza en plena forma. Te invitamos a que conozcas todos los beneficios de la dieta mediterránea.

#1. Beneficios para tu organismo

Entre los beneficios que la dieta mediterránea tiene para el organismo están:

  • Controlar los niveles de colesterol. El colesterol llamado malo puede tener muchos orígenes y uno de ellos es la comida rica en grasas. La dieta mediterránea le da más valor a grasas saludables como el aceite de oliva, que no causa colesterol sino que es bueno para las arterias y descarta otras grasas saturadas muy peligrosas para la salud.
  • Previene la diabetes. El no abusar de grasas saturadas ni de azúcares es vital para prevenir la aparición de la diabetes. En la dieta mediterránea se consumen azúcares pero siempre de manera moderada y dentro de una dieta equilibrada, por lo que no se aumenta el riesgo de padecer diabetes.
  • Prevenir la hipertensión. Los alimentos que forman parte de la dieta mediterránea no están procesados y no son ricos en sales. Si se toman con un aliño suave que no abuse de la sal, la mostaza u otros aderezos que suban la tensión, son platos que la mantendrán la tensión a raya perfectamente.
  • Menor riesgo de padecer cáncer gracias a que estamos aumentando el consumo de frutas y de verduras frescas, ricas en antioxidantes. Esto no solo mantiene nuestras células más jóvenes y en mejor estado, también ayuda a evitar el envejecimiento prematuro de la piel entre otras cosas.

¿Conocías todos estos beneficios para la salud de la dieta mediterránea? Seguro que ya estás deseando comenzar a hacerla, pero sigue leyendo porque todavía son más los beneficios que puedes obtener a través de esta manera de alimentarte.

#2. Beneficios para tu cerebro

Los beneficios de la dieta mediterránea también están directamente relacionados con el cerebro. Existe estudios que demuestran que las personas que se alimentan de esta forma tienen un menor riesgo de contraer la enfermedad de Parkinson. Si tenemos en cuenta que también se está valorando la posibilidad de que esta enfermedad comience en el intestino, todo parece estar íntimamente relacionado.

Las personas que comienzan a sufrir pequeños problemas cognitivos pueden mejorar si cambian su dieta a una mediterránea. Esto podría ayudar a retrasar ciertos problemas debidos al envejecimiento, como los típicos olvidos, los problemas de orientación que pueden combatirse con ejercicios específicos y una correcta alimentación.

Muchas personas que viven solas, terminan mal porque les cuesta trabajo cocinar o hacer la compra o sencillamente, al estar solos acaban comiendo lo que les gusta en lugar de lo que les conviene. Esta situación es perfecta para utilizar nuestro servicio de tuppers con las comidas ya preparadas que solo debes calentar para disfrutarlas, es una gran ayuda para que no acaben desarrollando problemas de salud por una alimentación de mala calidad.

#3. Beneficios para tu línea

Está demostrado que comer poco y mal no es la receta para mantenerse delgados y sanos. Se trata de comer de todo de manera equilibrada y controlando las calorías ingeridas. La dieta mediterránea es muy saludable ya que potencia la ingesta de productos como las verduras o las legumbres, altamente saludables.

Los platos típicos de las dietas mediterráneas combinan hidratos de carbono, proteínas y una ligera porción de grasas saludables de una manera muy sabia. Cuando se lleva una vida equilibrada, en la que se realiza ejercicio de forma habitual aunque este sea moderado, la dieta mediterránea permite alcanzar y conservar el peso ideal sin pasar hambre y satisfaciendo el paladar. Un buen ejemplo son los platos a base de arroces, las cremas de verduras o los platos en los que se combinan filetes de carne de ave con guarnición de verduras o de hortalizas.

Llegar a casa con hambre y acabar comiendo lo primero que se encuentra es una de las razones que muchas personas dan para aumentar de peso. Pero, ¿y si lo primero que se encontrara fuera un tupper con un delicioso plato de dieta mediterránea listo para calentar y comer? Seguramente, mantener la figura sería mucho más sencillo y comer sano una opción bastante más atractiva.