5 pasos para organizar una buena cena de empresa

Llega el momento del año en el que se realizan más celebraciones que nunca, entre todas las comidas y cenas, también llegan las cenas de empresa. No importa si se trata de una gran empresa o de una pequeña, en todas partes se organizan este tipo de celebraciones.

En determinadas ocasiones la organización recae en manos de una empresa especializada en eventos, pero es muy frecuente que el trabajo lo desarrolle algún trabajador voluntario que se encargue de hablar con los compañeros, anotar a los que van a acudir y ese tipo de cosas. Incluso a veces se encarga de todo el trabajo organizando un picoteo en la misma oficina.

En cualquiera de los casos, nosotros te podemos ayudar a que la celebración sea todo un éxito, descubre nuestros menús especiales para grupos. Puedes encargarlo tanto por parte de una persona organizadora como por parte de una empresa de eventos, en lugar de los tradicionales servicios de catering que pueden resultar excesivamente caros. Te explicamos cómo organizar una buena cena de empresa en cinco pasos, contando con nuestra ayuda.

1. Número de personas

Lo primero que necesitas saber cuándo se organiza un evento como es una cena de empresa, es el número de personas que van a acudir a la misma. Para esto, hay que fijar unos plazos para poder confirmar o no la asistencia a la cena y, salvo causas justificadas, llevarlos de manera organizada.

Asegúrate de que todo el mundo confirme su presencia en la cena con tiempo suficiente para poder organizarlo todo de una manera cómoda y sin prisas de última hora.

Si habéis acordado que cada persona abonará su plato, recoge el dinero antes de realizar el encargo en caso de que estés organizando la cena de manera particular, de este modo, evitarás problemas de última hora. Es importante aclarar bien que una vez que se paga no se realizarán abonos, ya que, habrá que encargar los platos solicitados con cierta anticipación.

2. El lugar en el que se celebrará

En ocasiones existen diferentes alternativas para celebrar la cena que dependerán del número de asistentes. Una vez que ya has sabido esto y se ha elegido el lugar de la celebración, debes comprobar que cuentas con todo lo necesario para poder atender a los comensales: suficientes equipos para calentar la comida, camareros para servir, servicios etc.

Si se quiere una decoración en concreto, también es el momento de encargarla para que se pueda realizar con tiempo y que se puedan pedir los adornos solicitados sin problemas de última hora.

3. La elección del menú

La elección del menú es algo muy importante en una cena de empresa. Cuantas más personas acuden más complicado es ponerlas a todas de acuerdo. Por eso, nosotros contamos con una gran cantidad de opciones para elegir, tanto en lo que se refiere a menús en grupo como a las opciones individuales.

Contamos con un menú gourmet a precio muy económico y especialmente pensado para ocasiones especiales, disfrutarás con platos elegantes, sabrosos y muy sofisticados.

Si necesitas platos especiales para veganos, puedes elegir entre nuestros platos individuales, les permitirán elegir un menú a su medida.

Es fácil elaborar menús propios con los platos individuales que te ofrecemos. Se pueden crear un menú a la carta con tres opciones para el primer plato, tres opciones para el segundo y tres opciones para el postre, con el objetivo de que cada persona coma lo que más le guste. Así, comeréis a la carta y todo el mundo estará satisfecho con el menú.

También puedes seleccionar nuestro menú finger food, platos de picoteo, diseñado para las cenas que se organizan sin servicio de sala, para que todo el mundo pueda picotear libremente. .

También vas a poder selecionar el pan y el vino en nuestra Tienda Gastronómica, para que no te falte absolutamente nada durante el evento.

4. Los detalles

Ya tenemos el número de invitados, sabemos qué va a comer cada uno de ellos y el local en el que se va a celebrar el evento está listo.

Tan solo queda organizar los pequeños detalles, como la música que puede sonar durante la cena, (si se quiere música), o la que sonará al final en caso de que haya baile. También se puede organizar alguna sorpresa, como puede ser un discurso especial, una entrega de premios sorpresa (real o con humor) o cualquier otro detalle que cuente con el objetivo de hacer la velada más especial.

5. ¡A disfrutar!

Y, con todo listo, solo queda relajarse, esperar a que llegue el día y disfrutar de la cena con todos tus compañeros, dejando a un lado el trabajo y todo lo relacionado con el mismo.

Está más que demostrado que este tipo de fiestas, son muy positivas para el ambiente en la oficina, ya que ayudan a fortalecer relaciones y a humanizar a la gente con la que trabajamos cada día.

COMPARTE
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Hoy no cocines,
nosotros nos encargamos de todo.
Nosotros te
facilitamos los ingredientes de tus recetas favoritas
¿Tienes una
celebración?
Nosotros nos encargamos de la cocina

Vinos, pan, conservas y otras delicias de comer